MI SEGUNDO LIBRO

Por Rocío de Juambelz

 mi segundo libro

Mi primera novela la escribí a mano, en un cuaderno tamaño esquela en forma francesa, con una espiral gorda, qué forre con un papel de dibujos de Disney color verde.

En aquella época yo tenía 14 años y faltaba mucho tiempo para que siquiera imagináramos que hubiera computadoras o teléfonos inteligentes, así que esa libreta era como “mi ipad”, siempre lo traía conmigo y cuando tenía oportunidad o me llegaba la inspiración, en cualquier lugar continuaba con la historia, con tachaduras, diferentes colores de tinta y muchas de las hojas, con garabatos que solo yo entendía.

Y ese cuaderno aun lo conservo, la novela fue trascrita en computadora y está en proceso de revisión, pero cuando lo pienso, me emociona y me enorgullece haberla hecho.

Pero después de eso, la prisa que exige la vida, ha amedrentado mi ímpetu y voluntad para un nuevo libro y queriéndolo o no voy postergando el momento de empezar.

Desde pequeña, escribir es lo que más me ha apasionado, he escrito poemas, cuentos y ahora por mi trabajo, artículos de todo tipo de temas; ver un cuaderno nuevo o una hoja de papel, me llena de mariposas el estómago y siento la emoción de lo que puede ser.

Mi mayor proyecto y mi más grande anhelo es volver a escribir un libro. Y mientras eso suceda, las esperanzas y las ansias de lo que será me llenan de ilusión y expectativas.

Hoy estoy frente a mi monitor, con las manos en el teclado pensando en “la gran historia” que puedo escribir, ¿de qué tema? Aun no lo sé, para mi es tan apasionante saber que de cualquier detalle, de cualquier olor y de un momento que puede pasar desapercibido, es posible crear una deliciosa descripción. Y eso lo vivo día a día. Me ha pasado que llego a un lugar y al ver el entorno me imagino cómo describiría todo lo que conforma ese sitio, las texturas, olores, y cómo llegan las personas, cómo hablan, cómo se mueven. Y es que a fin de cuentas, eso es la vida, eso es contar una historia, eso es hacer que la gente que lee, pueda sumergirse en lo que contamos.

Pasan los días y no empiezo. A veces es la rutina, a veces el exceso de trabajo, muchas más el sueño y la maldita televisión que se ha vuelto un vicio en mi vida.

Pero sé que mi obra está tomando forma y sólo falta que la plasme en el papel. Muy pronto será una realidad y el inicio de lo que tanto anhelo.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s