Mi historia a los ojos de Dios

Por: Mildred Elena Barrios Matos

mildred@isurgere.com

 Mi historia a los ojos de Dios.- instituto surgere (2)

Cierro hoy un año más de mi vida y con él se van 365 momentos que han dado nuevos matices a mi historia. Soy una persona distinta, con más cicatrices y con menos fuerzas, pero con una conciencia aumentada acerca de lo que es la vida y su sentido. He aprendido a distribuir mis prioridades en un orden diferente, colocando en primer término lo que hasta hace algunos años ocupaba los últimos lugares. Me detengo y observo mi historia hasta este momento y descubro que hay muchos momentos profundamente bellos y algunos cuantos cubiertos de inmenso dolor y pérdida. Hoy me toca tratar de entender cómo se entrelazaron todos estos acontecimientos en mi vida, dotándola de un sentido que a su vez será la plataforma desde la cual emergerá el proyecto para el año que inicia.

Mientras tanto reflexiono: ¿puedo modificar mi historia? Este viejo anhelo chocará siempre con la realidad: no es posible dar marcha atrás un solo instante de mi vida. Y entonces, ¿cómo calmo mi conciencia que me reclama enderezar los renglones torcidos? La respuesta emerge desde un terreno profundamente espiritual: he de aprender a ver mi historia como Dios la ve, no como una serie de hechos inconexos sino como un conjunto de eventos conducentes hacia un fin. Dios ve mi historia completa, no fragmentada ni azarosa. Permite ciertas coyunturas porque es capaz de sacar enorme provecho de sucesos dolorosos o decisiones equivocadas. Él aprovecha cualquier salida que yo escoja para que pueda conducirme hacia un bien. Ahora, si permanezco en el error, incapaz de hacer algo para levantarme, estoy eligiendo el sufrimiento como una forma de vida, situación que en modo alguno podrá ser achacada al Ser Celestial.

Querido lector: hoy se abre una oportunidad de empezar un ciclo nuevo de vida. No te detengas en los errores del pasado sino que aprende a verlos como escalones necesarios para la realización de tu vida actual. De todo se aprende, y a mayor experiencia, mayor posibilidad de sabiduría y comprensión. ¡Feliz Año Nuevo!

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s