Continuar…

Por Ceci Fonseca

Twitter: @cecifonsecam

 perorata

A veces sucede que anda uno por caminos inciertos.

A veces no se sabe si la senda elegida llega a un lugar anhelado.

A veces camina uno disfrutando el paisaje sin reparar la meta trazada.

¿La meta trazada?

Ahí está el detalle.

Muchas veces hay que parar porque no hay una meta.

Sólo haciendo una breve pausa se puede revisar si el camino es el correcto, el que se escoge, el que tiene un objetivo específico; haciendo una pausa se puede saber si los pasos han sido firmes o han sido tropiezos.

A veces sólo hace falta tomar aire y continuar.

Si falta en el camino una luz, una dirección, compañías agradables, hacer una pausa para descansar, o cambiar los zapatos, hay que hacerlo.

La energía para andar debe venir del propio corazón y de la mente.

Sólo que es genial saber que no va uno solo.

Si se camina junto a alguien hay que tomar su mano de vez en cuando; para alentarlo, para reconocer al caminante, para ajustar las rutas.

Sentirse solo o alejarse para estarlo puede resultar bueno si es brevemente, si es para reflexionar y si es para continuar.

Como quiera que sea el camino que se elija, hay que hacer pausas.

Pausas que refresquen, que den aire, que sirvan de ajustes para continuar.

Desde esta Perorata deseo fervientemente que nuestros caminos sean firmes, que nos lleven a buen destino, que sean llenos de luz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s