LA VIRGEN DE GUADALUPE Y MEXICO

la virgen de guadalupe y El movimiento de independencia de México

 

Al inicio del movimiento de independencia, en el camino de Dolores a San Miguel el Grande, Miguel Hidalgo y Costilla se detuvo a orar en la iglesia de Atotonilco, mientras sus 600 hombres esperaban en el atrio; al salir enarboló la única imagen capaz de unir al pueblo: La Virgen de Guadalupe en el anverso de su estandarte “En el edicto de excomunión contra los insurgentes del 24 de septiembre de 1810, don Manuel Abad y Queipo, Obispo de Michoacán, señaló que Miguel Hidalgo y Costilla «pintó en su estandarte la imagen de nuestra augusta patrona, Nuestra Señora de Guadalupe, y le puso la inscripción siguiente: Viva la Religión. Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe. Viva Fernando VII. Viva la América y muera el mal gobierno»”.

El 11 de marzo de 1813, desde Ometepec, Guerrero, “José María Morelos expidió un decreto exaltando a la Guadalupana, «para que sea honrada, y todo varón declare ser devoto de la Santa Imagen, soldado y defensor de la Patria», y dos años después pediría como última concesión ir a orar a la Virgen antes de ser ejecutado en Ecatepec en 1815”.

“Manuel Félix Fernández, acampaba a un lado del arroyo en la Sierra Mixteca cuando uno de sus hombres bajó hasta el agua y fue abatido por los arcabuces enemigos. El bravo general arrojó su sable a la otra orilla y gritó: «Va mi espada en prenda, voy por ella». Toda la tropa lo siguió hasta la victoria, y él, agradecido, cambió su nombre por “Guadalupe Victoria”, en agradecimiento a la Virgen; posteriormente sería el primer presidente de México.”

También el general Vicente Guerrero, siendo Presidente, “depositó personalmente, a los pies de la Virgen, las banderas y trofeos ganados a Barradas.”

Antonio López de Santa Anna, reactivó 30 años después de su fundación, la Orden Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe y consiguió el reconocimiento de la iglesia católica en 1854 por disposición del Papa Pío IX.”

“El gobierno liberal del presidente Benito Juárez declaró día festivo el 12 de diciembre, y su ministro de Justicia, Relaciones y Gobernación, Sebastián Lerdo de Tejada, comentó este hecho llamando «intocable» a la fecha guadalupana.”

En 1856, Benito Juárez acabó con los privilegios de la Iglesia expropiando su patrimonio, pero no tocó el Santuario de la Virgen de Guadalupe.

Maximiliano I creó la Orden Imperial de Guadalupe.

Siendo presidente de México, Adolfo López Mateos, expresó en Venezuela que «La imagen de la Virgen de Guadalupe no está sujeta a intercambio alguno, la imagen pertenece al pueblo creyente de México. La imagen de la Virgen de Guadalupe no es considerada una obra pictórica porque las manos que la pintaron no son de este mundo, es sin duda la más valiosa reliquia del género religioso que existe en México».

En el año 2000, siendo presidente electo Vicente Fox Quesada, y al conocer el resultado de las elecciones, levantó un estandarte de la Virgen de Guadalupe, y visitó la Basílica en días posteriores, hecho que molestó a no creyentes y grupos masónicos, por violar la ley al participar en actividades religiosas como representante del Ejecutivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s