DICIEMBRE Y SU AMBIVALENCIA

Por Psicóloga Ana María Domínguez Medina

diciembre y sus ambivalencias

Diciembre; tan deseado como rechazado… definitivamente cierto. Un mes de sentimientos encontrado, donde se tejen sueños, un mes rebosante de alegría, de grandes expectativas, de anhelos, etc., pero también de tristeza, nostalgia, añoranza, dolor y a veces amargura por lo que no pudo ser. Y ni duda cabe, lo mires por donde lo mires el remolino que desata el ambiente decembrino con su especial música, sus escaparates, el bombardeo indiscriminado de buenos deseos y una bien elaborada mercadotecnia que desafía la sensibilidad del más escéptico. Ese; ese es Diciembre con todo y sus 31 días. ¿Habría algo que hacer al respecto, especialmente para aquellos que se ubican en su lado oscuro? Seguro algo habrá. Ese algo, por supuesto no será una “varita mágica” que al primer toque alivie tu pesar. La propuesta es algo más real, quizá no tan simple pero si infalible si decides accionar. Mira dentro de ti, en tu mente, tu alma, tu sentir… sólo inspecciónate y descubre si hay alguna espina, que aunque no duele mucho, siempre está doliendo, o de plano advierte esa daga que te lacera y desangra constantemente; te sugiero anotes las respuestas de la introspección… ¿Quién o qué te lastimó? ¿Cuál es la razón por la que te lastimó? ¿Qué hizo o sigue haciendo para lastimarte? ¿Te has percatado de todo el tiempo que le has dedicado, cuántas semanas, cuántos meses o tal vez cuántos años? ¿Cuánto permiso le has dado y le sigues dando para que tome el control de tu bienestar, de tu armonía, de tu “buen humor”, de tu vida? ¿Hasta dónde te ha cegado el dolor y el resentimiento que ni siquiera adviertes aquello que gira a tu rededor y vale la pena disfrutar? ¿Cuántas oportunidades has dejado pasar porque perdiste el entusiasmo? Sí hay más preguntas sólo hazlas y respóndete, aunque creo que con lo anterior es suficiente. Esto puede empezar a ser historia y dejar de doler porque: DE TI DEPENDE, no hay magia solo DECÍDELO Y ACCIONA. Buen mes para poner a prueba y en marcha tu constancia, tenacidad y firmeza y dejar de ser prisionero de tu dolor, resuelve lo resoluble y al resto sólo jálale la cadena.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s