SE MUERE UN POCO CADA VEZ

Por David Loeza Lara

la vida en blanco y negro2

 

Era un joven de sonrisa fácil, muy amable y respetuoso, un poco alocado como la mayoría de los muchachos de su edad, pero finalmente podríamos decir “dentro de lo normal”, estuvo poco más de un año trabajando cerca, pero un día por algún motivo, se fue, después supe que trabajaba en una empresa conocida y finalmente una mañana que llegué al trabajo, todos comentaban la terrible noticia, nuestro amigo se había accidentado y estaba muy grave internado en un hospital de la ciudad, aparentemente con muerte cerebral; al escuchar la noticia pensé en su padre, que es un buen amigo mío y en su señora madre, a quien también conozco, finalmente falleció, alguien dijo “qué bueno, si hubiera logrado sobrevivir iba a quedar invalido hasta un 80%”, tal vez aquella persona tenía razón, nunca lo sabremos, acudí al velorio y al ver a los padres, se me hizo un nudo en la garganta y apenas pude darles un sentido pésame, sin mucha posibilidad de elocución coherente, sintiendo en carne propia el dolor tan inmenso por el que aquellos amigos estaban atravesando. A lo largo de mi vida he estado cerca de la muerte en muchas ocasiones, cuando alguien cercano es llamado al siguiente nivel y nosotros vivimos de cerca el acontecimiento, morimos un poco; cuando tenemos un encuentro tan cercano con la llamada “ señora de la guadaña” y podemos sentir el dolor de las personas que lo quisieron, de alguna manera experimentamos la muerte y aunque se escuche incoherente, morimos también un poco con ellos, de tal suerte que cuando volvemos al mundo real, hemos cambiado, inconscientemente modificamos actitudes y “renacemos a la vida”, algunos muy poco, otros de manera visible, pero la muerte de alguien cercano, siempre nos afecta y obra cambios en nuestra forma de ver y vivir la vida, de tal manera que si logramos vivir un tiempo natural y nos toca nuestro turno siendo ya ancianos, recibimos a la señora de una manera tranquila y apacible, como colofón y último acto de nuestra vida y como se recibe finalmente a una antigua conocida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s