POLY MARCO NUESTRAS VIDAS

Mirthil Vargas Gutiérrez

mi mascota poly 2

En casa siempre tuvimos toda clase de animales, pero la última mascota que hubo fue Poly, una gran perra pastor alemán. Mi hijo la bañaba, paseaba, jugaba y atendía, pero los hijos crecen y se van, se casaron y mi hijo se fue a Ciudad del Carmen a trabajar, ya nadie la sacaba ni jugaba con ella, estaba confinada al patio. Poco después mi madre fue a vivir conmigo por su edad avanzada, hubo necesidad de hacerle un cuarto con baño en el poco terreno que había y Poly quedó en la terraza de adelante, escapando cada vez que podía. Dejó de comer, estaba descuidada pues yo no podía atenderla. Mi hijo no permitía que la regalara pues decía iba a regresar, hasta que no tuve otra alternativa que donarla a la Asociación Protectora de Animales. Al llegar al albergue Poly no quería bajar del carro, me dijeron que la amarrara mientras llenaba su hoja de ingreso; y advirtieron que no podíamos visitarla, firmé de conformidad, luego me arrodillé para acariciarla y con lágrimas me despedí. Mi temor más grande era que si no la adoptaban pudieran sacrificarla. Cuando me dirigía a la salida vi la mirada triste de Poly que jamás podré olvidar, como adivinando que la dejaba, comenzó a ladrar como hablándome, diciendo que no la abandonara, me sentía arrepentida de haberla llevado, la persona que me atendió decía que pronto la iban a adoptar pues era una perra hermosa. Ya en casa en las noches la oía ladrar y cuando veía películas de historias de perros se me hacía nudo en la garganta, ¡Dios que decisión tan difícil! Siempre que veía un perro la recordaba seguía en mi pensamiento, y lo peor era no saber nada de ella.

A los tres años de haberla donado, un día desperté de madrugada, salí a la terraza de la parte de arriba y oí ladridos de los perros del vecindario y me asomé, la vi de espaldas su andar inconfundible y porte, la cola levantada y meneándola de lado a lado, bajé corriendo, salí a la calle y le grité ¡no podía creer que era ella! habían pasado tres años. Paso junto a mí y entró a la casa, aún dudaba si era ella y si me reconocía pues no me veía a los ojos cuando le hablaba por su nombre, se echó en su lugar acostumbrado, me le acerqué y empecé a acariciarla, era ella POLY, la abracé, acaricié su panza como le gustaba; le daba las gracias por haber regresado, por hacerme saber que estaba bien. Le hablé a mi hijo que ya residía en Mérida otra vez, tampoco lo creía, vino a verla, la subimos a la camioneta para llevarla a su casa, sin pensar que ya tenía otros dueños; ahí estaban mis nietos esperándola la recibieron felices, le compramos shampoo, plato, cepillo y croquetas. Me sentía feliz por su retorno. Un día la familia entera salió quedando Poly sola en casa, al regreso en la noche ya no la encontraron, había escapado, toda la familia salió a buscarla por todo el fraccionamiento y parecía se la hubiera tragado la tierra, me habló mi nieto llorando para contarme y les dije como otras ocasiones que se escapaba, que regresaría más tarde, dejaron la reja abierta por si venía pudiera entrar, se pusieron letreros, y un señor habló y dijo que la había encontrado perdida y la llevó a su casa, y sacó anunció en Facebook, ese mismo día hablaron los otros dueños y fueron por ella.

Mi hijo quería ir hablar con la familia y ver si la podía recuperar pero yo le dije que Poly ya era feliz con ellos y no deberíamos quitarle esa felicidad, y yo quiero entender que vino para decirnos que está bien. Agradezco a Dios, a esa perra maravillosa y a la vida por la oportunidad que me dio de volver a verla y sobre todo de verla feliz, aunque de vez en cuando me asomo al porche de las casas con esperanza de verla de nuevo, pero ya tranquila de saber que es feliz.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s